Seguici
iBookstore
Android app on Google Play
Like Us
Un programma di
Los anillos de Saturno son cálidos y borrosos
07 March 2017

Si sales afuera en una noche oscura, sin nubes, podrías ver hasta cinco planetas sin telescopio. Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno pueden todos ellos observarse a simple vista.

Estos planetas han fascinado a la gente durante miles de años, aunque no fue hasta la invención del telescopio que los espectaculares anillos de Saturno fueron vistos por primera vez.

Pasarían todavía 400 años antes de que se tomaran fotografías detallas de los anillos, cuando la nave espacial Voyager visitó el planeta en la década de 1980. Revelaron que Saturno tiene en realidad varios anillos grandes compuestos por miles de millones de fragmentos de hielo y de roca, variando en tamaño desde granos diminutos como polvo a partículas tan grandes como montañas.

Hoy en día sabemos que Saturno posee siete anillos grandes, separados por huecos vacíos llamados “divisiones”. Pero nuestra comprensión de los anillos de Saturno todavía está evolucionando. Un equipo de investigadores recientemente consiguió medir el brillo y la temperatura de los anillos de Saturno con más detalle que nunca.

Descubrieron que un anillo parecía mucho más brillante que sus dos anillos vecinos en imágenes térmicas, lo que significaba que estaba más caliente. Extrañamente, un hueco llamado la “división de Cassini” también brilla intensamente en las imágenes térmicas, revelando que es más que simplemente un espacio vacío entre anillos.

Pensamos que estas regiones son más calientes porque contienen menos partículas, haciendo que al Sol le resulte más fácil calentarlas. Además, las partículas son más oscuras, y por tanto absorben más calor.

Por otro lado, la división de Cassini está cualquier cosa menos vacía en las imágenes normales. Los anillos vecinos tienen más partículas y reflejan más luz solar y por ello parecen más brillantes.

Dato curioso

Los científicos piensan que los anillos están hechos de fragmentos de cometas, asteroides o lunas destruidas, que se rompieron antes de alcanzar el planeta.

Share:

Printer-friendly

PDF File
1,0 MB